Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Con la mera navegación o cerrando este mensaje aceptas la instalación de cookies de acuerdo a nuestra política de cookies

No mostrar este mensaje de nuevo
España Insights

La burbuja del compartir se pincha

Rob Callender

Director de Youth Insights en Kantar Futures

Digital 12.04.2016 / 09:00

Tweets SENNEP

Los adolescentes vuelven a la privacidad que es característica de esa etapa

Tradicionalmente, la adolescencia han sido un período de inseguridad, de prueba y error. Se cometen errores y se guardan secretos. Aunque un cierto nivel de privacidad durante los años de la adolescencia siempre ha sido imprescindible, la llegada de la era digital y de las redes sociales hizo que nos cuestionáramos esta máxima. La privacidad había muerto.  O eso se decía. Ahora empezamos a creer que esta década pasada, en la que la generación Millenial hizo su aparición, ha sido testigo de una burbuja del "compartir en exceso" que ha infravalorado la importancia que tiene la privacidad en los años de adolescencia. Es más, sospechamos que el valor de la privacidad está volviendo a ser la norma a largo plazo. 

La adolescencia de los Millennials coincidió con el nacimiento y ascenso de Facebook, una plataforma que prometía poner a prueba el concepto de intimidad hasta casi destruirla. Esta generación parecía estar contenta de participar en el experimento ¿Sería el impacto de lo nuevo? ¿El atractivo de auto promocionarse se impuso porque era una generación que quiso creer que llegar a ser famoso estaba a solo un golpe de suerte de distancia? Sea cual sea la respuesta, los Millennials compartieron con entusiasmo con el mundo entero una cantidad de información y una profundidad de la misma poco prudente en los años de adolescencia.

Recientemente ha habido un cambio en esa tendencia. Los jóvenes parecen cada vez más preocupados por su privacidad, y aunque los Millennials aun adoran Facebook, los más jóvenes (Centennials) se están alejando de esta plataforma y se están mudando hacia otras alternativas más anónimas o con un circuito más cerrado. De acuerdo con un artículo de Bloomberg que describe el fenómeno, "En comparación con Twitter o Facebook, Snapchat no parecer casi agresiva para el usuario. Si eres nuevo en la aplicación y buscas mensajes o fotos de tu hijo o tu novio... buena suerte. Es difícil encontrar a alguien sin saber su nombre de usuario." Datos del TRU Monitor de The Futures Company en Estados Unidos confirman esta idea: el 65% de los adolescentes dice que piensa detenidamente que cuelga en las redes sociales y el 24% no publica nada en ellas. Solo un 11% cuelga todo lo que piensa, hace, etc.

Principales cifras

  • 65% de los adolescentes piensa detenidamente qué cuelga en las redes sociales

Tal vez en respuesta a la recién descubierta reticencia de los adolescentes a compartir demasiado, Facebook ha cambiado sus condiciones del servicio para añadir más privacidad. Los Centennials están solicitando incluso a sus padres que les pidan permiso antes de compartir fotos de ellos en las redes sociales. Y aunque The Futures Company avanzó este argumento a favor de la privacidad cuando aun se consideraba una herejía hablar de ello, esta teoría va ganando fuerza día a día y empieza a ser utilizada por muchos.

1-t W4GJe OSJHMj 2P654Iq C-Q

1-awfif YTOmewb BD9ts BJq Ag

Fuente Kantar Futures

Nota del editor

Los periodistas que quieran más información o entrevistar a Rob o a otro de nuestros expertos pueden contactar con nosotros. Para recibir las últimas noticias y datos que publica Kantar Insights España date de alta en nuestro sistema de alertas o síguenos en Twitter.

Últimos artículos

España es el mejor país para viajar solo y se sitúa en el puesto 18 en el ranking general

La red social ofrece así a usuarios una nueva forma de interactuar con el contenido

Consulta los últimos datos de Kantar Worldpanel sobre cuota de mercado de smartphones en España

La situación en Cataluña genera millones de tuits en los últimos diez días

Entender mejor los impactos socio-culturales y los contextos ambientales pueden motivar el cambio

Contenido relacionado