Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Con la mera navegación o cerrando este mensaje aceptas la instalación de cookies de acuerdo a nuestra política de cookies

No mostrar este mensaje de nuevo
España Insights

Las diez tendencias que marcarán las políticas públicas de los próximos años

Paula Carrión

Editora y responsable de contenido de Kantar Insights España

Politica 20.01.2017 / 08:00

European Parliment

Entender la incertidumbre, el desafío a lo establecido y el papel de lo digital serán clave para que los gobiernos se acerquen a los ciudadanos

Incertidumbre. Emotividad. Desafío a lo establecido. Las políticas públicas experimentarán en los próximos años un conjunto de cambios radicales. El experto el políticas públicas de Kantar Public, Edouard Lecerf y la directora de Goverment Practice de WPP nos dan las claves de aquello en lo que tienen que filarse los gobernantes para establecer las políticas públicas de los próximos años.

  • Para los ciudadanos: un mundo dominado por la incertidumbre y la emoción

Evitar los sesgos del pasado

La sorpresa del Brexit, la elección de Donald Trump y la elección de los candidatos de la derecha y centro en Francia, a pesar de lo impactantes que son, son sólo el inicio: "El mundo ha entrado en una era de inestabilidad duradera", explica Eduard Lecerf, director de política y opinión de Kantar Public. "Los votantes decidirán en el último minuto, y después de haber cambiado de opinión varias veces. La opinión política o pública se ha convertido en algo tan incierto como el clima de mañana. Por supuesto, lo que se aplica a un elector se aplica también para un consumidor.” Para hacer frente a esta situación, el experto da un consejo inspirado en Daniel Kahneman, Premio Nobel de Economía: “Hay que evitar fijarse demasiado en lo que ha ocurrido en el pasado, no digas ‘Sí, lo vimos venir’ o ‘Sí podríamos haber predicho’... Esto ya no es aplicable. Hay que situarse en una situación de inestabilidad, para evitar reproducir constantemente los mismos errores. “

Escuchar el silencio

“La espiral de silencio” definida en 1974 por Elisabeth Noelle-Neumann, que impide a algunos ciudadanos hablar por razones sociológicas (a menudo por el temor de no ser legítimo) ahora tiene algunas derivaciones: una espiral del silencio tecnológico se ha añadido, así como un silencio más voluntario cuando los ciudadanos no quieren contestar a quien les pregunta (desconfianza). Sin embargo, estas personas votan y se expresan: hay que ir a escucharles dondequiera que se encuentren, incluyendo el ámbito digital. “Hace falta escuchar con ‘nuevas orejas’”, resume Eduard Lecerf. “Cambiad de enfoque, integrad la voz digital para no perder el contacto con una parte cada vez más amplia de la opinión.”

La emoción pesa más que la verdad

Elegida por el diccionario de Oxford como la palabra del año en 2016, "post-truth" nos muestra que la tercera tendencia  trata sobre… la mentira. La opinión pública se asocia menos a hechos objetivos, y cada vez más a las llamadas a la emoción. "A fuerza de no creen en nada ya, uno está dispuesto a creer cualquier cosa. Nuestros estudios de investigación y de opinión deben integrar esta dimensión, tener en cuenta el criterio de la emoción y ponderarlo junto al enfoque racional, ya que está desempeñando un papel importante en la decisión final.”

La economía como llave de entrada

La economía sigue siendo la base por la que se deciden muchos votos. La percepción del funcionamiento de la democracia en Europa está relacionada mayormente con la percepción de la situación económica del hogar. De ahí la necesidad de ‘rascar’ más allá de la superficie: "Ahora tenemos multitud de puntos de vista y datos disponibles; debemos aprovecharnos de esta complejidad. "

Prepárese para ser impopular

Eduard Lecerf afirma rotundamente: “Seréis todos impopulares”. Lo único que queda por determinar es el “Cómo”: ¿Por qué razón seréis impopulares? El último barómetro sobre los valores de los franceses, elaborado por Kantar TNS, muestra dos maneras posibles: "por un lado, el de la moral, el orden y la disciplina. Esta es la forma más simple. Pero el segundo, aunque es difícil, parece más interesante y más duradero: definen un sentido, una dirección a largo plazo. Algunos políticos utilizan el orden para explicar el sentido", concluye Edouard Lecerf. "Pero es nuestra responsabilidad, a partir del 2017, elegir y no confundir los dos caminos.”

 

  • Los gobiernos han perdido su monopolio: el digital cambia las normas

El sector público se encuentra en un entorno cada vez más competitivo. "Se enfrenta a cuatro tipos principales de competencia", resume Laura Citron, directora de Goverment Practice de WPP.

Canales de competencia: cómo promover la adopción digital

"Aunque oigamos menos hablar sobre austeridad, los gobiernos occidentales todavía tienen que disminuir el gasto del Estado”, dice Laura Citron. Sin embargo, para ahorrar dinero, hay que animar a la gente a dirigirse hacia los servicios digitales. El digital debe atraer más que el teléfono, el formulario en papel o una visita en el mostrador. "La adopción de lo digital exige pedagogía, comunicación y, por supuesto, calidad de los servicios online".

La competencia en las fuentes de información e influencia: el gobierno ya no es la autoridad de referencia

La fragmentación de los medios, la proliferación de fuentes no profesionales de información y la aparición de la ‘post-verdad’ (post truth) tiene una consecuencia inmediata: la verdad pierde valor. "Los gobiernos han perdido su papel tradicional como una fuente clave y fiable de información. En paralelo, se mueven cada vez más rápido más ideas radicales y antidemocráticas”, explica Laura Citron. Todo esto les pone en riesgo. "¿Cómo manejar esta nueva situación? No es fácil, pero los ingredientes se pueden enumerar: Hará falta creatividad, coherencia y coordinación en los mensajes del gobierno y una selección de medios más sofisticada y dinámica. Todo esto, apoyándose en la emoción, que como hemos dicho anula la verdad."

Competencia de las ganas : ir en contra de las tendencias de la populación

¿Cómo incitar a la población a conducir más despacio, comer sano, etc cuando lo que quiere es beber una cerveza o ir a la playa? El ejemplo es deliberadamente caricaturesco pero queda claro que los gobiernos tienen que actuar contra ciertos deseos de los ciudadanos. "Creo que van a utilizar el enfoque de cambio de comportamiento y comunicar de una manera muy personalizada para animarnos a tomar la decisión correcta en el momento correcto," dice Laura Citron.

La competencia en la distribución de roles: la educación, el transporte y la banca han sido tomados por actores alternativos

El sector privado y el crowdsourcing están desafiando a los gobiernos sobre algunas de sus responsabilidades históricas. "Ya hemos visto lo que ha pasado con los MOOCs educativos, con Uber en el transporte y con Blockchain en el sector de la banca”, señala Laura Citron. Los ciudadanos pueden imaginar todo tipo de servicios innovadores, ¡como un policía que aparece cuando se presiona un botón! El papel de los gobiernos está aún en duda; si no se innova, otros invaden rápidamente su territorio."

 

En conclusión, la salvación de los gobiernos vendrá de lo digital: tienen que hacer esta transición. "Sabemos que hoy en día el vínculo entre el ciudadano y el estado está construido en digital, al igual que la experiencia de marca."

Fuente Kantar, Kantar Public

Nota del editor

Los periodistas que quieran más información o entrevistar a uno de nuestros expertos pueden contactar con nosotros. Para recibir las últimas noticias y datos que publica Kantar Insights España date de alta en nuestro sistema de alertas o síguenos en Twitter.

Puedes utilizar libremente estos datos en tus noticias o posts citando a la fuente.

Últimos artículos

En 2025, el consumidor será más senior, multicanal y protagonista

Mercadona cae hasta el puesto 49 y Amazon pasa de la quinta a la segunda posición

La marca china es ya la quinta más vendida en nuestro país

El estudio ‘Trust in news’ de Kantar revela que la reputación de los medios de comunicación tradicionales permanece prácticamente intacta

Casi la mitad considera que el contenido de las marcas en medios sociales es irrelevante

Contenido relacionado